5.8.10

NOVEDAD


Títulos de Editora Patria Grande a disposición del público








Jugando con las Palabras Para Leer la vida en serio.
Dora Giannoni.
Declarado de Interés Cultural por la Legislatura de Bs. As.


Del amor, los pájaros y la gente: Antología III
Hamlet Lima Quintana




Utilizamos el título que Hamlet daba a sus espectáculos para sintetizar su concepción de la vida y de su obra, puesto que lo define mejor que nosotros, porque ..."para el amor estamos hechos". Son protagonistas: los pájaros, compañeros de sueños y rutas, símbolos de la tierra, la libertad, el canto y la gente, amigos, mensajeros, maestros. La gente que habita sus libros: padres, hijos, hermanos, mujeres, los pueblos originarios, pero fundamentalmente el hombre común, el habitante anónimo de la ciudad y el campo. “Yo soy un tipo como vos, un semejante”, dice el autor. Algunas figuras destacadas como Tosco (representante de la genuina lucha sindical) y Zitarrosa, el poeta del pueblo, comprometido con la lucha y el canto. El amor planea sobre la vida entera: la del pueblo y la naturaleza en total armonía que se expresa en palabras bellas, contundentes, comprometidas ...para no morir.


Dora Giannoni



Poesía de la tierra - Antología II

Hamlet Lima Quintana


Reflejo de su ideal del arte y de la vida, como de su concepción literaria, el presente volumen antológico de Hamlet Lima Quintana reúne sus poemas de la tierra argentina y latinoamericana, del humus del Sur desde sus ancestros mapuches, concretamente arraigados en la pampa húmeda.





Poesía necesaria - Antología I

Hamlet Lima Quintana


En tres tomos, a modo de selección de una sola obra total, presentamos esta antología de Hamlet Lima Quintana –Morón, 1923 - Bs. As., 2002– el poeta de la llanura.

Autor de una de las páginas más importantes de nuestra literatura, es uno de los máximos referentes poéticos de la literatura folklórica argentina.

Poesía necesaria ilumina, calma la sed de bien y justicia, alimenta como el pan amasado por amor.

Para el autor, la solidaridad es sentir en las propias manos las de toda la gente, y este ideal se halla claramente en este primer tomo, que refleja su concepción del arte y de la vida como unidad.





Armando Tejada Gómez - Profeta del viento II
por - Dora Giannoni

Profeta del Viento emerge bajo la forma de recordación cantada, como el poeta hubiera querido. Con registro cotidiano recorre los pliegues de la narrativa y la biografía, en el marco de la significación de la obra de Armando Tejada Gómez en la cultura de los siglos XX y XXI. Lo escribe una mujer que conoce las profundidades de este hombre. Dora Giannoni (Buenos Aires, 1939) poeta y narradora. Es su cómplice en la política de la esperanza, compañera de la legua en el itinerario de la vida. En la identidad cultural de este cuerpo artístico y militante, el lector apasionado percibirá con el juglar que la felicidad es un estado de gran inteligencia, y cuyo terri-torio es una exploración hacia una conciencia latinoamericana, donde descansa bien y profundamente la idea del poeta que sabe que el mundo todavía abraza. Luis E. Amaya Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano. Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación








Armando Tejada Gómez: Profeta del Viento I
por Dora Giannoni


 Profeta del Viento emerge bajo la forma de recordación cantada, como el poeta hubiera querido. Con registro cotidiano recorre los pliegues de la narrativa y la biografía, en el marco de la significación de la obra de Armando Tejada Gómez en la cultura de los siglos XX y XXI. Lo escribe una mujer que conoce las profundidades de este hombre. Dora Giannoni (Buenos Aires, 1939) poeta y narradora. Es su cómplice en la política de la esperanza. (Del prólogo de Luis Amaya, Investigador del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano. Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación.)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

Rastros del grito

Rastros del grito 04 de julio de 2013             I Mirar hacia adentro, Y encontrar al Armando que supo nacernos A la sang...