23.10.11


En casa de Hamlet Lima Quintana con Luisa Neves Lagos, su esposa, y Dora Giannoni



La vieja Grundig que tantas cosas y tantas intimidades dijo y guarda

En el escritorio de Hamlet recorriendo memorias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario

FEDERICO Este silencio puede nombrarte Aliviado, caminando sonriente y curioso. Te adivino sabio deduciendo recortes, Det...