Secuencia VIII




Voy y vengo.
Sin decirlo voy y vengo de la noche hasta tu boca,
a tus jazmines lejos que andarán por el aire aromando las avenidas,
las injusticias de tanto niño roto y puesto a sonreír pese a todo sobre los edificios,
los volcanes, los abandonos, las muertes anticipadas, las baladas tiesas contra el piano;

(...)

 Ver completo en  Archivo del Blog  Agosto 2011






Comentarios

Entradas populares